No cortes camino

Habana por dentro

bosque de pinos entre avenidas Boyeros y Zapata Foto: Dazra Novak

Pues sí, caminé desde Ayestarán y subí por 20 de mayo a buscar Boyeros. Pasé junto a la Biblioteca Nacional con la idea fija de tirar una foto a la Inducción cromática que está ahí mismito –me dije y me repetí- y por eso caminé y caminé y… cómo caminé. Hasta que llegué a este bosque: manchita de pinos que cubre un pequeño espacio entre la avenida Boyeros y la de Zapata, aquí donde algunos músicos ensayan, por lo general, instrumentos de viento (de hecho, pasó uno con su negrísimo estuche y me preguntó: “Where are you from? “¡Cuba!, grité y me dijo, “¡anda, qué linda!” y ambos nos reímos. “No cortes camino por ahí” habría dicho la abuela si esto fuera un cuento, “mira que el lobo…”. Pero esto no es cuento y por eso se siente, más lejos de lo que…

Ver la entrada original 111 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s