La inversión extranjera en Cuba(+Video)

Se ha logrado a partir de la implementación de la política de inversión extranjera la concientización, el conocimiento del empresariado cubano de la concientización de la necesidad de búsqueda de capital extranjero para lograr los objetivos de crecimiento y desarrollo.

Directivos del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, de la Zona Especial de Desarrollo Mariel y de organismos con resultados en la captación de inversiones foráneas fueron los invitados al espacio televisivo Mesa Redonda de este martes 27 de febrero, una emisión que estuvo dedicada a analizar el proceso de Inversión extranjera en Cuba, sus realidades y perspectivas.

La política de Inversión Extranjera en Cuba fue aprobada en octubre de 2013 como resultado de una serie de políticas que se comenzaron a desarrollar para dar cumplimiento a la implementación de los Lineamientos del Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba. En aquel momento se consideraba que el país requería de más de dos mil millones para complementar los esfuerzos del país para alcanzar sus metas de crecimiento y el desarrollo a mediano y largo plazo.

En el Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba se dio un salto en la política prevista desde 2013. Se comienza a reconocer a la inversión extranjera como un elemento activo y fundamental para el desarrollo de determinados sectores estratégicos en la conceptualización del modelo económico y en las bases del plan para el desarrollo a mediano y largo plazo.

Sobre la actualización de la implementación de la nueva política de inversión extranjera, la directora general de Inversión Extranjera del Ministerio de Comercio Exterior, Déborah Rivas Saavedra, anunció que hasta noviembre de 2016 se había logrado atraer compromisos de capital extranjero de alrededor de mil 300 millones de dólares, que no se corresponde con la percepción que requiere el país en sus sectores estratégicos.

Se ha logrado a partir de la implementación de la política de inversión extranjera la concientización, el conocimiento del empresariado cubano de la concientización de la necesidad de búsqueda de capital extranjero para lograr los objetivos de crecimiento y desarrollo.

Informó que solo en 2017 se logra comprometer capital por alrededor de dos mil 300 millones de dólares, lo que significa un establecimiento de esos negocios en el país, estudios de viabilidad y un cronograma de inversión para poder desembolsar esas cantidades. Eso no significa que hayan entrado esa cantidad de dólares, sino que se ha planificado su entrada a partir del establecimiento de negocios.

Detalló que esta primera cantidad de capital recibido se está invirtiendo en el turismo, las energías renovables, la construcción, la logística, la minería y en algunas empresas agroforestales. Más de 20 países son el origen de ese capital, lo que complementa otro de los lineamientos que es lograr no establecer la dependencia de un solo país o mercado, diversificar el origen del capital extranjero.

Entre las problemáticas más frecuentes Déborah Rivas Saavedra enunció que existe insuficiencias, hay mutilaciones innecesarias en los procesos negociadores, los estudios de factibilidad o de viabilidad para estos proyectos también son dilatados, hay falta de preparación. Hay un grupo de problemáticas que no permiten avanzar de manera integral, ni avanzar de manera orgánica en alcanzar los objetivos de encadenamiento productivo, sin el cual no se alcanzará el desarrollo armónico que requiere el país a mediano y largo plazo.

Los logros y los retos de la Zona Especial de Desarrollo Mariel

No se puede hablar de desarrollo en Cuba sin mencionar a la Zona Especial de Desarrollo Mariel, lugar donde se prevé se asienten los negocios extranjeros con nuestro país y desde donde se formen las cadenas de valor.

La directora general de la Oficina de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, Ana Teresa Igarza Martínez, comentó que en la ZEDM se trabaja en paralelo el desarrollo de las infraestructuras como la atracción de la nueva inversión extranjera. Como norma una Zona Especial tarda sus primeros años en desarrollar infraestructura y crear la base logística y de servicios básicos que requiere un inversionista para luego empezar a atraer.

Hoy se cuenta con 34 proyectos de negocios aprobados. En 2017 se invirtieron 309 millones en infraestructura, en viales primarios y secundarios, se trabajó en redes de alcantarillado, en las infocomunicaciones, para crear las parcelas que requiere cada inversión y ponerla a su disposición.

Se concluyó la terminal correspondiente a la línea férrea culminada en 2014, la cual recibirá a los trabajadores de la zona y los distribuirá hacia el resto de las áreas del sector en dependencia de su interés. La oferta de transporte no cubre la demanda de los más de siete mil trabajadores con los que se cuenta en la ZEDM.

En 2016 se ejecutó el proceso inversionista más grande de la ZEDM, el Industrial Biotecnológico Mariel, una empresa 100 % de 500 millones de inversión, de ellos 172 millones con moneda libremente convertible y que en estos momentos está en plena ejecución.

En la ZEDM se trabaja en paralelo el desarrollo de las infraestructuras como la atracción de la nueva inversión extranjera

Explicó que en la ZEDM pueden invertir tanto empresas nacionales, como empresas mixtas y de capital extranjero. Se ha continuado la diversificación de países, algunos de ellos nunca antes habían invertido en Cuba: El Salvador (1), Corea del Sur (1), Vietnam (1), Puerto Rico invirtió en la actividad logística y de la construcción (1). Otros son España (8), Francia (3), Brasil (3), Bélgica (2), Holanda (2), México (2), Italia (1), Canadá (1), Portugal (1), Suiza (1), Panamá (1).

El objetivo es lograr una masa crítica de producción que permita el encadenamiento. Al empresariado cubano le falta descubrir las posibilidades que tiene su propia empresa, la posibilidad que tiene de ir a comercializar los productos que ofrecen de forma espontánea y como funciona naturalmente el mercado.

En estos momentos tienen dos proyectos, uno vinculado a envases de aluminio, y otro a envases de vidrio que están en la fase de evaluación. El país está importando mucho aire. Por ello es importante aprender a producir los envases en Cuba. Actualmente el país importa las latas de todo tipo de envases.

Expresó que la ventanilla única tiene como reto en la actualidad el ir aligerando el proceso de establecimiento de una inversión y del otorgamiento de licencias, permisos y autorizaciones. Con ella se pretende tener un lenguaje coherente e igual para todos los inversionistas. Son aproximadamente unas 28 licencias las que se otorgan.

Mencionó que hoy funciona en la ZEDM una Oficina Gestora de Ordenamiento Territorial Urbano, es decir, el Instituto de Planificación Física tiene una oficina dedicada solo al ordenamiento urbano en la ZEDM desde la que se evalúa en términos muchos más ágiles que los establecidos por el Decreto Ley 327. Con ello se ha logrado mayor avance en las inversiones, gracias a ello de los 34 negocios ya operan diez en la ZEDM.

Ampliar las ofertas dentro y fuera del hotel, objetivo del MINTUR

Desde 2017 se constituyó la primera empresa mixta para el desarrollo inmobiliario del Turismo en Cuba en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, y en paralelo se está estudiando la creación de una franja que se pueda destinar a otros proyectos que puedan ser atractivos para los inversores en la ZEDM.

En Cuba hay tres modalidades importantes de desarrollo de inversión extranjera en el turismo.

Según el director general de desarrollo del Ministerio de Turismo, José Reinaldo Daniel Alonso, estas empresas tendrán beneficios que le agilizarán los procesos de preparación técnica y de la inversión. El turismo sigue siendo uno de los sectores más dinámicos, pero aún está lejos de obtener y lograr los objetivos que se propone el Ministerio de Turismo.

El desarrollo del turismo en Cuba estuvo muy identificado con el desarrollo del turismo de sol y playa, aunque en la actualidad se ha identificado con otros atractivos como el Patrimonio de la historia y de la cultura cubanas, que se está convirtiendo en uno de los objetivos fundamentales. Se pretende complementar todos los objetivos de desarrollo de Cuba hasta el 2030.

Expresó que en Cuba hay tres modalidades importantes de desarrollo de inversión extranjera en el turismo. El más dinámico crecimiento lo tienen los contratos de administración hotelera, de los cuales este año se tienen unos 90 contratos con 118 hoteles bajo administración aprobados, que representan el 65 % de las habitaciones hoteleras existentes en Cuba. Este número representa el 86 % de las habitaciones de cuatro y cinco estrellas. Además, este año productos existentes tendrán ampliaciones y mejoras en sus infraestructuras.

Se ha logrado diversificar los productos de las compañías que llegan desde el exterior. Hoy existen 20 compañías de diez países operando en el país. Se ha incrementado la presencia de compañías de alto estándar como la Kempisky, otra del sudeste asiático, que son operados con productos reconocidos, pero además los operados que habitualmente están en el país están comenzando a introducir los productos de alto estándar de sus compañías, marcas nuevas que van hacia la elevación de los niveles de servicio y de calidad.

Una segunda modalidad de inversión son las empresas mixtas: las de desarrollo inmobiliario de las cuales se han constituido cuatro, dos de ellas no han cumplido su cronograma; y las vinculadas al desarrollo hotelero que es la modalidad que siempre ha estado más desarrollada, pero que en los últimos tiempos no ha logrado la concreción de nuevos proyectos.

Unos de los objetivos fundamentales del desarrollo del turismo es el desarrollo extrahotelero, que no se ha logrado cumplir y que constituye una de las demandas que más exigen los visitantes. Se ha logrado insertar en la cartera de oportunidades una serie de productos extrahoteleros vinculados a marinas y a parques temáticos para lograr complementar la oferta que se pretende en el país.

Siguen avanzando el desarrollo de la minería y sus exportaciones

Por su parte el viceministro del Ministerio de Energía y Minas, Javier Rubén Cid Carbonell, refirió que los pasos de este ministerio han sido sostenibles en el tiempo. Desde 2014 se aprobó la política para el desarrollo perspectivo para la energía renovable y la eficiencia energética en el país.

Desde entonces se trabaja de forma sostenida sobre todo en lo referido a la inversión extranjera en la biomasa cañera, que es la que le da robustez al sistema electroenergético. Ejemplificó el caso del proyecto Ciro Redondo, uno de los 25 proyectos identificados por el país, el cual se ha avanzado hasta la constitución de la empresa mixta y la aprobación del capital extranjero para el desarrollo del proyecto el cual va a tener unos 62 megawatts de potencia instalada que generarían unos 390 gigawatts/hora de electricidad al año.

En cuanto al petróleo, debido a los altibajos de sus precios en el mundo, las inversiones de las empresas extranjeras en Cuba se han tornado más lentas en los últimos años, aun así se logró avanzar en dos importantes proyectos, uno para incrementar la producción en el yacimiento Varadero, y un contrato de asociación económica internacional para la exploración a riesgo y la producción compartida en el bloque 6A ubicado en la ZEDM.

Se ha avanzado en la aprobación de dos empresas mixtas, una para la comercialización del Gas Licuado en las provincias centrales del país y otra para el almacenamiento de combustibles en la bahía de Matanzas.

Explicó que las exploraciones a riesgo el país gana un porciento del petróleo encontrado, el cual entra al país libre de costo y constituye primera acción de compra de un producto cubano, en el propio territorio nacional y que ofrece soberanía energética, a pesar de que pertenezca el socio extranjero. La información que se obtenga de esas exploraciones es también propiedad de CUPET.

Desde 2017 se inició un proyecto para la ejecución de adquisición sísmica, procesamiento e interpretación de 25 mil kilómetros de sísmica que son estudios que se realizan en los mares alrededor de Cuba y en la Zona Económica Exclusiva de Cuba en el Golfo de México, el cual es primera vez que se realiza. Son 25 mil kilómetros de alta definición que permitirán encontrar posibles proyectos que ofrecerá a posibles inversores información que no les haga perder tiempo, ni dinero.

El proyecto de colas negras está ubicado en Nicaro y se inició en abril de 2017. Se firmó un contrato para hacer un estudio de factibilidad que posibilite utilizar residuos de más de 60 millones de minerales de la planta René Ramos Latourt los cuales tendrían un gran valor exportable si se logra exportar que tiene factibilidad el proyecto.

También refirió que el proyecto polimetálico Castellanos (EMINCAR) de concentrado de plomo y cinc que comenzó en febrero de 2016 y en junio de 2017 estaba concluido, el cual tuvo un costo de 300 millones de dólares, con un ahorro de un 9 % del presupuesto. En diciembre de 2017 ya había alcanzado los parámetros de productividad y eficiencia puestos en el estudio de factibilidad. Ya ha logrado exportar unas nueve mil toneladas de esos concentrados.

En cuanto a las energías renovables el país quiere que en Cuba se construyan las celdas y los panales fotovoltaicos, las torres para la obtención de energía eólica, lo cual se quiere que se logre con el encadenamiento productivo.

Por: Manuel Alejandro Hernández Barrios Cubadebate

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s